LEÓN: Visita a la ciudad


La ultima parada que haremos en estas vacaciones será en León. Llegamos a ultima hora de la tarde, y nos dirigimos al Área de Autocaravanas. Visitamos el barrio húmedo de noche que, para ser por semana, había muy buen ambiente y callejeamos por el barrio romántico. Muy bonito León de noche.

Catedral de Santa María

Al dia siguiente, tras ir a la Oficina de Turismo que se encuentra en frente de la Catedral, la cual,  aprovechamos para verla, por fuera...

La catedral de Santa María se le conoce por el sobrenombre de la "Pulchra Leonina", por la pureza de su estilo gótico, reconocida como una de las joyas del gótico en España.Lo más destacado de esta Catedral, sin duda son las Vidrieras, pues tiene 1800 m² repartidos en 125 ventanales. Estas vidrieras están consideradas como las mejores del Mundo en su género.


Por la parte trasera de la catedral se encuentra parte de la antigua muralla que rodeaba a la ciudad de León




Visitamos el Palacio de Conde Luna. De este viejo palacio del siglo XIV, construido por Pedro Suárez de Quiñones y su esposa Juana González de Bazán, se conserva el cuerpo central de la fachada, con tres escudos, el central de los Quiñones y los laterales de los Bazán. Está construido de piedra sillería y tiene cerca de once metros de ancho. La portada es gótica con dintel sobre modillones, un gran arco apuntado cobija el tímpano, y se encuadra en ancho molduraje.



Acaba de ser restaurado completamente y se utiliza como lugar de exposiciones temporales. Actualmente en exposición "Raíces. El legado de un Reino. León 910-1230" hasta diciembre de 2010. Además ha sido cedido parcialmente por el Ayuntamiento de León a la Universidad de Washington, que utiliza el edificio como sede en España, para el aprendizaje del español por parte de sus alumnos.


Visitamos el Palacio de los Guzmanes es un palacio renacentista del siglo XVI situado en la plaza de San Marcelo junto a la Casa Botines en la ciudad de León, España. Su traza se debe al maestro Rodrigo Gil de Hontañón si bien se ocupó de su ejecución Juan de Ribero Rada. A pesar de quedar inconcluso se convirtió en el palacio más destacado de la ciudad. Ya en el siglo XX la Diputación Provincial de León se hizo cargo de terminarlo para adecuarlo a sus nuevas funciones. Actualmente alberga las oficinas de la Diputación.

Justo a lado de este palacio nos encontramos con  el Palacio de los Guzmanes. El proyecto de Gaudí fue un edificio de estilo neogótico, resuelto con su inconfundible estilo modernista. El edificio sirvió para albergar en sus plantas bajas los despachos y almacenes del negocio de tejidos, y disponía al mismo tiempo de viviendas en las plantas superiores: en la principal los dos pisos de los propietarios, y en las restantes pisos de alquiler; por último, se ubica un desván, con cubierta a cuatro vertientes.


Callejeamos, como es de costumbre, por la calle principal


donde encontramos este escaparate con muchos juguetes antiguos, muy bonito


Hacia el mediodia tiramos a tapear algo por el Barrio Humedo: que es la zona más conocida y concurrida del casco antiguo de León, localizándose al sur de la Calle Ancha. Su origen probablemente se encuentre en la antigua cannaba romana, donde vivían los civiles que abastecían de productos al campamento. Entre sus calles más emblemáticas se encuentra La Rua, otrora calle más comercial de la ciudad, comunicando la Calle Ancha con la Plaza de San Francisco, ya fuera del recinto amurallado. La vida del barrio no obstante se concentra en las calles en torno a la plaza de San Martín y a la plaza mayor, donde se encuentran el grueso de establecimientos hosteleros y locales nocturnos. Es esta la zona por excelencia para la actividad conocida como el tapeo, donde a cada consumición le acompaña una muestra de la gastronomía provincial de forma totalmente gratuita, siendo lo más típico el embutido leonés.

Despues de unos tapitas acompañados con unos cortos de cerveza visitamos el Barrio Romántico: que se localiza entorno al Parque del Cid. Al igual que en el barrio húmedo, las calles son estrechas, ensanchándose únicamente en las escasas plazas de la zona, como la plaza Torres de Omaña, del Santo Martino o de San Isidoro. Comparte con el barrio húmedo también la abundancia de establecimientos de hostelería, no así de locales nocturnos, algo que lo hace perfecto también para el tapeo en sus calles.

 


 


Y aqui se acaban nuestras vacaciones..... al dia siguiente por la mañana llegamos a casa. ;)

+ Info:


No hay comentarios:

Publicar un comentario