26/7/12

A CORUÑA: Mercados medievales de O Burgo (Culleredo) y Noia

Este fin de semana tocaba visita a los mercados medievales de la zona. Por fechas coincidió el de O Burgo (Culleredo) y el de Noia. Decidimos acudir a los dos. 
El viernes tocó el primero, llamado Mercado templario do Burgo de Faro. Situado en el paseo fluvial, estuvo muy bien, porque habia poca gente y nos quedaba cerca de casa..

Culleredo celebró desde el viernes 13 hasta el domingo 15 de julio a V edición del Mercado Templario. El paseo marítimo del Burgo acogió a cientos de personas para revivir actividades como la cetrería, los bufones, pasacalles, disputa de caballeros, gastronomía, etc. Como gran novedad, el Ayuntamiento apostó por trasladar el ambiente templario a las calles peatonales del Burgo, Sanjurjo de Carricarte y Hersa. Los comerciantes se vestieron de la época y las calles estuvieron engalanadas, además de contar con pasacalles.

Paseo fluvial de O Burgo

Exhibición de cetreria para los mas pequeños
El sábado por la mañana, fuimos a Noia, la verdad es que el tiempo no acompañaba nada, pero de seguir asi no ibamos a disfrutar del verano. Llegamos a media mañana y como no....Llovia!! No pintaba nada bien, pero ibamos a confiar en meteogalicia que para la tarde daban mejoria. Y así fue. A las 5 de la tarde ya estabamos "pateando" el casco viejo de Noia. En esta ocasión decidimos vestirnos de la época, para entrar en el ambiente del Mercado medieval.

Ibamos todos "ben guapiños"


Noia además del apogeo medieval fruto de actividades mercantiles y pesqueras, posee la originalidad de los artistas de la piedra. Hijos de esta tierra debieron de ser anónimos canteros y reputados nombres propios de la escultura y arquitectura de su época (José Ferreiro, Felipe de Castro).

Conserva un interesante Casco antiguo, como todos diseñado para un demorado paseo que permita apreciar la historia de cada losa y casas de blasón o corredores y galerías. Buen ejemplo de esto son el Pazo Dacosta, el Pazo da Rúa do Forno do Rato, la Casa da Xouba, la Casa do Rosa o la Casa do Senra ya de estilo barroco.

Los monumentos más destacados son de un peculiar estilo gótico gallego también denominado a veces gótico marinero. Se trata de la Igrexa de Santa María a Nova que acoge la mejor colección de lápidas gremiales y nobiliarias de la Edad Media y moderna. Y la parroquial Igrexa de San Martiño de Noia, con una espectacular fachada de grandes figuras escultóricas guardando la trabajada puerta. En lo alto, gran rosetón; y a los flancos potentes muros y contrafuertes de cantería. En el interior también llaman la atención los cuidadosamente trabajados detalles constructivos. El atrio de la plaza de O Tapal se completa con cruceiro.

Merece también una visita la Alameda y Xardíns de Felipe de Castro, en la que se levanta la Casa Consistorial que conserva anexos algunos restos como el claustro de la Igrexa de San Francisco. Sin olvidar que la naturaleza feraz creada por el agua ofrece hermosas estampas entre las que sin duda destacan las del río Traba que muere en la misma villa de Noia cruzado por un puente de origen medieval; y ya en los límites municipales, el río Tambre y Ponte Nafonso.

Visita al torneo de caballeros

Parada técnica a la sombra

A la noche nos fuimos a dormir a la playa do Testal


El Domingo visitaremos Muros:  


 En mayo de 1970 la ciudad fue declarada Conjunto Histórico-Artístico, se define como "aldeas de pescadores que conservan los valores ambientales, típico y pintoresco, junto con la grandeza severas de la monumental palacios góticos y templos como la ex colegiata y la ermita de la Virgen el Camino".Tiene carácter propio como su ría, a medio camino de Noia y la Costa da Morte, entre las rías Baixas y las Altas. Su puerto se sitúa en una magnífica ensenada de abrigo con una parte de la villa en pendiente orientada al sol naciente. En la longitudinal fachada litoral, conseguida quién sabe si con auténticos muros de relleno que le dieron nombre, destacan los soportales marineros de original factura por la amplitud de sus arcos bajo los que guardar en otro tiempo los aparejos de pesca. Hoy la actividad pesquera se centra en la lonja con un importante volumen comercial.

La zona histórica abarca el antiguo reparto entre os barrios de A Cerca, en referencia a las murallas perdidas, y el de A Xesta. Se deja pasear por el intrincado trazado de callejuelas con nombre de Aurora, Esperanza, Amargura, Peligros...y plazas con detalles de estético vivir. Arcadas respetadas por el tiempo como la Puerta de Don Diego; cruceiros de buena vara y pedestal como el del atrio de la Capela de Santa Isabel, a la entrada de la villa, o el crucero de la plaza de Santa Rosa, en el centro; fuentes de enigmática representación entre la abundante concurrencia de bares, tabernas y terrazas. Además de la arquitectura tradicional, existen huellas valiosas del último siglo como la propia Casa Consistorial, el Mercado de Abastos o el local del antiguo Teatro Mercedes.

También es villa de capillas. A la entrada, el Santuario da Virxe do Camiño, o hospital de Lazarados por ser primeramente hospital de leprosos y luego albergue de peregrinos.

El templo religioso de mayor valor patrimonial es la Igrexa de San Pedro, antigua colegiata de Santa María, de estilo ojival sobre elementos románicos visibles en la puerta principal y muros exteriores. El atrio empedrado sobresale por su pórtico cubierto y crucero central. El interior consta de una sola nave con techo de madera. Guarda notables sepulcros y muestras de interesante iconografía religiosa como la serpiente que se sumerge en la pileta da agua bendita de la entrada.

En la salida vieja por el monte, encontraremos la Capela do Espíritu Santo. Pero ya puestos en dirección a Louro el principal atractivo está en el paisaje y buscar los petroglifos de la zona como la sorprendente joya del relieve megalítico que es la Laxe das Rodas. 

Laxe das Rodas

Como siempre, un placer contaros este bonito fin de semana medieval...

seguimos VIAXANDO EN FURGO!!