A CORUÑA: Carnota, una puta mierda para furgoneteros o autocaravanistas y Muros.



GRACIAS

Primer fin de semana de agosto. Estamos en pleno verano en Galicia y anunciaban una pequeña borrasca por el oeste, es decir, que nos la comeríamos entera, así fue, el sábado el tiempo no nos acompaño.

El viernes salimos de casa a eso de las 10 de la noche. Una hora y media nos separa de nuestro destino. Buena carretera, a pesar de que el GPS, nos dio una vuelta de carallo!! Sobre las 11 y media estábamos en nuestro destino: Área de servicio para autocaravanas de Boca do Río, Carnota. Nos esperaban nuestros compis. Preparamos la cama para acostar a al peque. Un rato de charla, y mas tarde para cama, que los peques tienen su hora fijada para despertarse por la mañana.




El sábado amanecía con algún rayo de sol, el cielo aun no estaba cubierto del todo. Recogemos la furgoneta para desayunar con calma que estamos de fin de semana. A media mañana nos fuimos paseando hasta Boca do Río una zona de la playa de Carnota.


Hay una pasarela de madera, que para andar con los carros de los peques está muy bien, aunque es algo corta. De vuelta para las furgonetas, el tiempo está empeorando, llovizna algo, próximo destino el famoso Hórreo de Carnota y la iglesia de Santa Comba.


El hórreo de Carnota, al igual que el de Araño, forma parte de un conjunto arquitectónico e histórico de gran belleza e importancia, pues se haya junto una magnífica casa solariega, un palomar y la estupenda iglesia de Santa Comba. Además se halla emplazado en una comarca de belleza incomparable. Los hórreos fueron utilizados desde hace siglos para preservar las cosechas, sobre todo de maíz y patatas. Su separación del suelo hacía posible su conservación sin humedad y su buena aireación y oscuridad hacía que los alimentos duraran mucho más tiempo. Además la separación de los pies del cuerpo, estaba formada por tornaratos que su función era mantener las cosechas fuera del alcance de los "ratos" (ratones) y otros roedores. Los grandes hórreos estaban muchas veces cerca de alguna iglesia y a las casas rectorales, pues solían pertenecer a estas, debido a que el clero se quedaba con el 10 % de las cosechas, el famoso impuesto conocido como el diezmo.El hórreo de Carnota ha sido declarado, por su simbología, conservación y arquitectura, Monumento Nacional.


La iglesia de Santa Comba fue construída años antes que el hórreo, concretamente en el año 1755, pero no se acabo hasta el siglo XIX, en 1825, como reza una inscripción en el coro. La iglesia es de planta de cruz latina y posee dos naves laterales. Sus cimentaciones se sitúan encima de una iglesia primitiva más pequeña de estilo románico. Destaca su torre , flanqueada con dos grandes pináculos que fue añadida posteriormente y consta de dos cuerpos, uno cuadrangular y el superior hexagonal, coronado por una cúpula. Mencionar los capiteles de las columnas embebidas a la fachada. En su interior encontraremos el retablo mayor, creado por el escultor Ferreiro. 

Mientras visitamos estos dos monumentos, la borrasca se nos puso encima, con lo cual decidimos meternos en un mesón que está justo a lado de la Iglesia y esperar a que escampara, cosa que no sucedió hasta ultima hora de la tarde. Comimos en este mesón, unas raciones, para que leáis que los furgoneteros SI gastamos allá donde vamos. 

Tarde lluviosa y con niños: destino Muros. En mayo de 1970 la ciudad fue declarada Conjunto Histórico-Artístico, se define como "aldeas de pescadores que conservan los valores ambientales, típico y pintoresco, junto con la grandeza severas de la monumental palacios góticos y templos como la ex colegiata y la ermita de la Virgen el Camino".Tiene carácter propio como su ría, a medio camino de Noia y la Costa da Morte, entre las rías Baixas y las Altas. Su puerto se sitúa en una magnífica ensenada de abrigo con una parte de la villa en pendiente orientada al sol naciente. En la longitudinal fachada litoral, conseguida quién sabe si con auténticos muros de relleno que le dieron nombre, destacan los soportales marineros de original factura por la amplitud de sus arcos bajo los que guardar en otro tiempo los aparejos de pesca. Hoy la actividad pesquera se centra en la lonja con un importante volumen comercial.







Por fin paró de llover!! Son las 6 de la tarde...y nos vamos a visitar la cascada de Ezaro o fervenza do río Xallas. Algunos os preguntaréis... y que tiene de especial esta cascada respecto al resto??


Pues que es la única de Europa que desemboca en el mar, por lo que la convierte en un lugar insólito digno de visitar. Está situada prácticamente al lado de la villa que le da nombre, Ézaro. 
La cascada de Ézaro bien podría haberse convertido en un pequeño Niágara gallego. Por el granito pulido del monte Pindo bajaba el Xallas hasta el mar. Era el único río de Europa que desembocaba en forma de cascada en el océano. La estampa era espectacular. Aún lo es, si uno tiene la suerte de llegar a tiempo a verla. Porque el río Xallas ya no se descuelga a través de las rocas más que durante unas horas, para gozo de los turistas que coinciden allí, ya que se ha construido una presa y solo se abre a determinadas horas para no perder del todo esta maravillosa cascada.

Anochece y nos volvemos para el área de autocaravanas de Boca do Río a pasar la noche.

El domingo amanece con un sol pletórico. Nos levantamos, desayunamos, recogemos la furgoneta y nos vamos para la otra punta de la playa de Carnota, queremos conocer la otra Area de Servicio AC Carnota (Praia de Lira)

Esta área de servicio, ya no está en funcionamiento. Tiene una pasarela de madera que te lleva hasta el puerto de Lira. Un paseo muy chulo.


Con unas vistas muy bonitas



Después de comer, emprendimos la retirada para casa. Un finde diferente, con sol y lluvia. Nos ha gustado mucho la zona. agradecer al Concello de Carnota, la creación del área de servicio para autocaravanas, así como a la Asociación Galega de Autocaravanas (AGA). Desde luego que repetiremos seguro.


Como siempre esperamos que os haya gustado. Para cualquier consulta 

viaxandoenfurgo@gmail.com.

Hasta la próxima!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario